14.6.11

Zaragoza 2022, fuera de los presupuestos



Los pactos del PSOE dinamitan el proyecto olímpico de Aragón

A costa de conservar el gobierno de Zaragoza, la capital aparca la candidatura a los Juegos de Invierno, para la que ya están comprometidos más de 600.000 euros de gasto para este año.

El pacto del PSOE con CHA e IU para aferrarse a la alcaldía de Zaragoza ha dejado en jaque (y al borde del jaque-mate) la candidatura aragonesa a los Juegos Olímpicos de Invierno del año 2022. CHA e IU no comparten este proyecto. El PP, sí. Pero el PSOE ha sacrificado ese consenso que existía con los populares en este caso. Conservar la alcaldía de Zaragoza ha obligado a Belloch a ceder ante las exigencias de aquellos de los que ahora depende políticamente. Y entre esas exigencias figura que el Ayuntamiento de Zaragoza se aparte de la carrera olímpica y del gasto que conlleva. El PP sostiene, sin embargo, que es un gasto rentable, por lo que supondría de proyección exterior de Zaragoza, del Pirineo oscense y, en su conjunto, de Aragón. Algo en lo que el PSOE coincidía, por lo menos hasta ahora.

Zaragoza ha aparcado su participación en el consorcio olímpico. Y, al hacerlo, deja al borde del abismo este proyecto. Porque el Ayuntamiento de Zaragoza es pieza esencial en ese consorcio, al tener el 35 por ciento del mismo. Otro 35 por ciento lo tiene el Gobierno aragonés, mientras que el 30 por ciento restante está repartido entre la Diputación de Huesca y los ayuntamientos de Jaca y de Huesca.

La salida del Ayuntamiento de la capital aragonesa deja el proyecto resquebrajado. Si quiere mantenerse la candidatura, habría que reformularla por completo, tanto en la fórmula de financiación (no será fácil que el resto de las instituciones implicadas asuman el 35 por ciento de la parte que le tocaba poner al Ayuntamiento zaragozano) como en el planteamiento organizativo, ya que Zaragoza se presentaba como la gran ciudad puntal de la candidatura olímpica, dirigida a albergar sedes de ciertas competiciones y alojamientos.

Y todo esto se produce, además, cuando ya se ha gastado una nada despreciable cifra de dinero público en poner en marcha la candidatura olímpica. Por ejemplo, el año pasado se gastaron unos 120.000 euros en sueldos de profesionales contratados para trabajar en este proyecto; o los 9.000 euros pagados por diseñar el logotipo.

Para este 2010 ya hay comprometido el gasto de otros 689.000 euros, aportados proporcionalmente entre quienes participan en el consorcio: 200.000 euros el Gobierno aragonés, otros tantos el Ayuntamiento de Zaragoza, y el resto repartido entre la Diputación de Huesca y los ayuntamientos de Jaca y de Huesca. Ya se ha sacado a concurso, por 280.000 euros más IVA, la redacción de informes y estudios para presentar el proyecto olímpico aragonés al Comité Olímpico en 2013. Hay otros 100.000 euros para un estudio de sedes olímpicas de montaña y los gastos de personal ascenderán este año a unos 200.000 euros. Si el proyecto se queda en la estacada o resulta herido fatalmente, el dinero gastado se habrá esfumado.

FUENTE: ABC

Articulo completo

Articulo relacionado - PSOE e CHA sellan un acuerdo para posibilitar la investidura de Belloch
Articulo relacionado - Sin dinero para los juegos
Articulo relacionado - La DGA de Rudi no cubrirá el hueco que deja Zaragoza en el proyecto