30.4.10

Aviso a navegantes



Lissavetzky recomienda "racionalizar" las solicitudes de grandes competiciones

El máximo responsable del Deporte pide luchar "solo por apuestas seguras" para no malgastar dinero Alejandro Blanco promete mayor protagonismo del COE en las candidaturas olímpicas españolas.

El secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, hizo ayer un llamamiento para, en la actual situación de crisis económica, "racionalizar las competiciones que se pretenden albergar" y luchar solo por "apuestas seguras", dado que, según apuntó, muchas de ellas están siendo "deficitarias" y están poniendo "en riesgo" a las propias federaciones.

Tras repasar ante la asamblea del Comité Olímpico Español (COE) los campeonatos de Europa y del Mundo que España organizará en los próximos meses, y aquellos otros a los que aspira, Lissavetzky consideró que "España tiene que saber en un momento determinado a qué se presenta, si tiene lógica y posibilidades y si podemos permitirnos el lujo de seguir pagando mucho dinero en candidaturas deportivas". "No vamos a ser mejores por organizar más campeonatos -insistió-, España ya se conoce y su capacidad organizativa ya está de manifiesto en todo el mundo".

El secretario de Estado sostuvo que por organizar más competiciones no se es mejor. "Me parece estupendo que ahora se hable de Zaragoza y Barcelona para los Juegos de Invierno de 2022, quizá de Madrid, pero llega un momento en que hay que poner un dinero. Estamos en crisis económica y en el Movimiento Olímpico no estamos teniendo demasiada suerte", recordó.

Lissavetzky recomendó "ir sobre apuestas seguras y que puedan afrontarse con garantías de financiación". "El COE y el CSD tenemos que ponernos a pensarlo. No quiero ser el malo de la película, pero hay que hacer una reflexión -reiteró-. Claro que nos gusta organizar competiciones internacionales, pero no pueden ser deficitarias y poner en peligro la subsistencia de las federaciones".

En este sentido, Lissavetzky expresó su duda, "desde el respeto al COI", sobre la oportunidad de celebrar unos Juegos de la Juventud. "El COI tendrá que racionalizar también sus propias competiciones: De dónde sale la financiación, a cuánta gente podemos llevar... Hay que irse adecuando a las circunstancias. Estoy seguro de que Juan Antonio Samaranch sabría modularlo, no es lo mismo un momento de bonanza que otro de dificultad", señaló.

"El político al lado, no delante"
Por otra parte, el presidente del COE, Alejandro Blanco, se comprometió a liderar desde este organismo cualquier futura aspiración española a Juegos Olímpicos, ya que, dijo, "las candidaturas no pueden ser políticas". "Hay que ir con toda la fuerza que nos da la bandera del COE y con el político al lado, pero no delante", afirmó ante su asamblea.

El ex secretario general del COE Feliciano Mayoral, que fue consejero delegado de la candidatura Madrid 2012, había dicho anteriormente que el COE no ha tenido "un papel relevante" en los proyectos de Madrid para los Juegos de 2012 y 2016, por lo que animó a Blanco a potenciar su rol en el futuro. El presidente le respondió que a partir de ahora "las candidaturas no serán políticas".

"Los planteamientos deben partir desde esta casa -reiteró-. Ya he dicho a las candidaturas de invierno (Barcelona y Zaragoza) que si se hace algo con vistas al COI tiene que ser desde aquí. No habrá ninguna reunión de candidaturas españolas en la que no esté el presidente del Comité Olímpico Español", subrayó Blanco, quien respaldó la petición de Lissavetzky de "racionalizar" este tipo de iniciativas. "Llevo mucho tiempo defendiendo lo mismo", afirmó.

FUENTE: Heraldo de Aragon

Articulo completo

Articulo relacionado - Lissavetzky alerta contra la petición de competiciones internacionales