20.3.10

La autovia A-23, lista en 2015



El tramo de la A-23 de Nueno a Jaca entrará en servicio entre 2014 y 2015

El secretario de Estado de Planificación e Infraestructuras del Ministerio de Fomento, Víctor Morlán, prevé que los 50 kilómetros de la A-23 comprendidos entre Nueno y Jaca se abran a la circulación entre 2014 y 1015. Esta autovía forma parte de los ejes de gran capacidad Lérida-Huesca-Jaca-Pamplona y Zaragoza-Huesca-Pamplona, conjuntamente con las autovías A-21 y A-22.

Morlán visitó hoy la autovía A-23, en la que Fomento está ejecutando trabajos en casi el 80 por ciento del trayecto entre Nueno y Jaca. Las obras se realizan en 50,16 kilómetros, suponen una inversión de 465 millones de euros y el trayecto se ha dividido en diez tramos, de los que ocho se encuentran en obras. Los dos restantes corresponden a la variante de Sabiñánigo, de 6,9 kilómetros y al tramo Embalse Jabarrella-Sabiñánigo Sur, de 2,2 kilómetros.

Según el calendario previsto, el tramo entre Jaca y Sabiñánigo se pondrá en marcha en el segundo semestre de 2010, mientras que otro de los diez tramos del trayecto entre Nueno y Jaca entrará en servicio en 2011. De esta forma, el secretario de Estado de Planificación e Infraestructuras del Ministerio de Fomento calculó que entre 2014 y 2015 podrían estar en servicio los 50 kilómetros de la A-23.

Para Morlán, este calendario es una previsión, ya que "es muy difícil concretar las fechas cuando estamos hablando de una obra de gran complejidad, dado que hay que tener en cuenta que se está construyendo una autovía en un puerto de montaña", cuyos problemas pasan por la orografía del terreno y la climatología de la zona.

Víctor Morlán aseguró que "ésta es una de las obras más complicadas que existen, hemos superado casi la autovía del Cantábrico y algunas otras de Galicia, pero estos 50 kilómetros entre Nueno y Jaca son kilómetros que no se dan en muchos puntos de España", subrayó Morlán, para indicar que "en 2010, Huesca será la provincia que más kilómetros de autovía va a poner en servicio".

Por ello, teniendo en cuenta la complejidad del terreno y de las obras, remarcó el trabajo que se está realizando para que "esta conexión sea beneficiosa para el desarrollo de una actividad económica como es el turismo, forme parte del corredor paralelo al del Ebro y comunique el Cantábrico y el Mediterráneo".

CORTES DE TRÁFICO
El trayecto de la A-23 entre Nueno y Jaca se ha dividido en diez tramos, de los que ocho se encuentran en obras. Los cinco correspondientes al puerto de Monrepós se encuentran en plena actividad, esperando que se incremente el ritmo de las obras a partir de la primavera, una vez superadas las complicadas condiciones climatológicas de este invierno.

Morlán incidió en la complejidad añadida que estos trabajos conllevan al tener que realizarse de forma paralela al tráfico de vehículos. En este sentido, explicó que se producen cortes al tráfico debido a los trabajos, si bien precisó que estas afecciones se avisan previamente a los ciudadanos.

El secretario de Estado aclaró que el Ministerio de Fomento no prevé modificaciones en este sentido y aseguró que "se seguirá con la misma pauta llevada hasta ahora".

OTRAS VÍAS
Con motivo de su visita a Huesca, el secretario de Estado de Planificación e Infraestructuras, Víctor Morlán, se refirió a otras cuestiones relacionadas con las vías de comunicación por carretera.

Por un lado, indicó que las obras de la carretera entre Yebra de Basa y Fiscal, de la N-260, finalizarán en 2011 y, por otro, señaló que se realizará un tercer carril entre Sabiñánigo y Formigal si es necesario para ayudar a la candidatura aragonesa a los Juegos Olímpicos de Invierno 2022.

FUENTE: Europa Press

Articulo completo