15.9.08

Expo Zaragoza 2008 ya es historia



LA CLAUSURA

Un final brillante para la gran fiesta del agua en la Tierra

El Rey clausura la Exposición Internacional de Zaragoza 2008

Belloch: "Los pabellones han cerrado sus puertas. Zaragoza, no"

El presidente del BIE asegura que la Expo de Zaragoza será "ejemplo y modelo en el futuro"



La presentación de la Carta de Zaragoza, que condensa las conclusiones de la Expo 2008 en materia de agua y desarrollo sostenible, llevó las aportaciones más valiosas de la muestra internacional hasta la ceremonia de clausura. El Rey Juan Carlos, que presidió la gala acompañado de la Reina Doña Sofía, expresó su deseo de que este legado influya en las muestras y los foros del futuro.

El presidente del Gobierno hizo oficial el anuncio de que el Centro Internacional de Investigación sobre el Cambio Climático se ubicará en el Pabellón de España, y coincidió con el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, en mostrarse orgulloso por el éxito alcanzado gracias al trabajo de todos.

Recuerdos imborrables
La ceremonia comenzó a las 20.00 h en el Palacio de Congresos de Aragón con un resumen audiovisual de los acontecimientos más destacados de los 93 días de Expo Zaragoza 2008, dirigido por Gracia Querejeta.

El ex secretario general de la Unesco y presidente de la Fundación Cultura de Paz presentó la Carta de Zaragoza, cuyo preámbulo lleva por título "Una nueva visión integrada del agua" y recoge recomendaciones con carácter universal y dirigidas específicamente a los poderes públicos, a los usuarios del agua y a los ciudadanos. Según Federico Mayor Zaragoza, la idea de fondo es que hay que superar la visión meramente antropocéntrica de la gestión de este recurso.

Danza y arriado de bandera
Tamara Rojo interpretó la coreografía "Ella es agua", con música de Kronos Quartet. Comienza sola con un maillot blanco y posteriormente se enfundó un vestido rojo caído del cielo. En la tercera y última parte, una gran esfera se convirtió en protagonista del escenario, y finalmente un gran cielo azul mostró la leyenda "Somos agua".

El Palacio de Congresos en pleno se puso en pie para asistir al arriado de la bandera del BIE, un momento solemne que estuvo acompañado del himno de este organismo. Los Reyes y el resto de autoridades accedieron al escenario.

El comisario de la Expo de Zaragoza, Emilio Fernández-Castaño, agradeció la tarea de los 105 países y las tres organizaciones internacionales que han participado en la Expo y resaltó el "clima cívico" con el que se ha desarrollado la muestra.

Un alcalde orgulloso
Juan Alberto Belloch, alcalde de Zaragoza reconoció: "Decir adiós se nos hace muy cuesta arriba. Desde la Expo, hemos podido contemplar con una nueva mirada la Zaragoza de siempre". El alcalde tuvo un recuerdo para Hector Grande Álvarez, el técnico de sonido que murió en accidente laboral en la Expo, al que el auditorio rindió homenaje con un aplauso. Belloch, que asegura sentirse orgulloso de Zaragoza y, especialmente, de los voluntarios, sentenció: "Los pabellones han cerrado sus puertas. Zaragoza, no".

El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias se sumó a los agradecimientos y aseguró que "se cierra una etapa, pero se abre otra; una etapa de más confianza y más oportunidades para Zaragoza y Aragón".

Sede del Cambio Climático
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció oficialmente la ubicación en el Pabellón de España del centro de investigación sobre el Cambio Climático. Habló de inversión estatal y de un "legítimo orgullo" tras el éxito de organización y participación, y destacó que la Expo será recordada "por la expansión de una conciencia responsable y solidaria en torno al agua".

Vitalidad y dinamismo
El rey Juan Carlos dedicó un agradecimiento con gran afecto a los aragoneses por su vitalidad y hospitalidad y afirmó que "Zaragoza se ha convertido en verdadera capital mundial del agua, gracias al alto nivel de la organización, las delegaciones y los pabellones".

Para el monarca, "España ha logrado de nuevo presentarse ante el mundo como un gran país moderno y dinámico, con probada capacidad organizativa. Hemos querido presentarnos volcando la realidad de nuestra vitalidad presente y la construcción de un mundo mejor". Tras estas palabras, el Rey dio por clausurada la Exposición Internacional de Zaragoza 2008.


El espectáculo "Los paisajes del río" iluminó las riberas de Zaragoza a partir de las 22.30 h y por espacio de 40 minutos con seis toneladas de pólvora, acompañada de una vanguardista pieza musical que se interpretó desde el Anfiteatro 43. Más de cien mil personas fueron testigos del prodigioso cierre de fuegos artificiales y sonido, fruto de la colaboración entre el compositor Philip Glass y el escenográfo de la luz, Christophe Berthoneau.

FUENTE: Heraldo de Aragon

Articulo completo

LA CARTA DE ZARAGOZA


El legado de Zaragoza, en forma líquida

Los fuegos artificiales iluminaron el recinto de la Expo durante la ceremonia de clausura de la Exposición Internacional de Zaragoza.

MADRID.- Tras 93 días de actividad, la Expo de Zaragoza toca a su fin. El acontecimiento internacional más amplio sobre Agua y Desarrollo Sostenible ha concluido con la vocación de ser un punto de inflexión global.

Su legado se hará llegar a la ONU para que impulse una "nueva visión integrada del agua", como recoge la Carta del Agua, un manifiesto de siete folios a modo de conclusión de la Expo.

Por Zaragoza han pasado en estas 13 semanas todos los que son y están en el amplísimo universo del agua. El meandro de Ranillas, a orillas del Ebro, ha sido el marco escénico para que se expresaran todas las voces que tenían algo que decir no sólo sobre el elemento vital sino sobre su correcto uso y gestión.

En el escenario de la Tribuna del Agua han participado 2.738 ponentes de 148 países. Durante las 10 semanas temáticas también ha habido participación ciudadana en el Ágora, con encuentros, mesas redondas, fotografía, cine, música o cooperación internacional. Otras 17.000 personas han participado en este foro.

Personalidades de la talla de Rigoberta Menchú, Susan George. Mijaíl Gorbachov, Jeremy Rifkin, José Luis Sanpedro o Federico Mayor Zaragoza, son algunos de los autores de los 99 títulos que en dos colecciones que se han editado con sus reflexiones.

Todas estas personalidades y muchas más han firmado un manifiesto sobre Ética en la Gestión de las Aguas que reclama un cambio de paradigma sobre ella, el elemento que en su forma líquida ha hecho posible la vida en este planeta y que nos diferencia de todos los del Sistema Solar y quién sabe si más allá.

CARTA DE ZARAGOZA

FUENTE: El Mundo

Articulo completo

LA POST-EXPO


La nueva vida

Los primeros pabellones se reconvertirán en parque empresarial en dos años. El actual asfalto cambiará y se transformará en amplios jardines que ocuparán una cuarta parte del recinto. Seguirá siendo peatonal, pero habrá una calle interior para servicios.

La Expo se reinventará como parque empresarial, pero sin perder su esencia. El prestigioso estudio de arquitectura Lamela, el mismo que diseñó la terminal T-4 de Barajas y la ampliación de Bernabéu, ultima la nueva imagen de Ranillas, que mantendrá el esqueleto de los pabellones para crear una macroárea de negocios y ocio con amplias zonas verdes. Una cuarta parte de este recinto de 25 hectáreas se cubrirá de vegetación. Una inversión de 200 millones de euros permitirá convertir la muestra en un complejo de 165.000 metros cuadrados.

La primera fase de obras comenzará en el primer trimestre del 2009, aunque las instituciones implicadas aún deben cerrar su financiación. Su viabilidad está asegurada, según Expoagua, ya que la venta de la mitad del parque ya está comprometida y los contratos cerrados ascienden a más de 80 millones de euros.

Los edificios emblemáticos, la Torre del Agua y el Pabellón Puente, junto a los pabellones de Aragón y de España serán las referencias arquitectónicas, junto al Acuario, que seguirá activo desde esta misma semana. El resto cambiará su imagen.

El ciudadano que pasee en dos años por el nuevo pulmón empresarial de Zaragoza reconocerá los edificios, pero se habrán estilizado gracias al desmontaje de las pasarelas y el derribo de los voladizos de hormigón de la cubierta general. Todos los edificios tendrán piel de cristal, recubiertos con lamas de colores para protegerlos del sol y servir de orientación a los visitantes. La metamorfosis en la urbanización será total, de forma que el cemento y el asfalto de las áreas peatonales se tornarán en vergeles.

No habrá restricciones para el ciudadano por este recinto que, a diferencia de otros parques empresariales de España, será público y dotado de 10.000 metros de comercios y restaurantes para dar vida y servicio a los miles de trabajadores que habrá en Ranillas.

1. Las oficinas
Los pabellones ya se diseñaron pensando en el día después, por lo que tan solo hará falta desmantelar las fachadas y contenidos de los participantes y recortar los voladizos, tareas que se acometerán a lo largo del 2009. Al año siguiente se montarán los muros-cortina en los edificios, que de dos alturas pasarán a cuatro con la construcción de forjados intermedios. De los 80.000 metros cuadrados actuales se pasarán a 165.000.

2. Comunicaciones

3. Más zonas verdes
El presidente de Expoagua, Roque Gistau, garantizó que la imagen de plazas duras de la Expo, necesario para el tránsito de más de 80.000 personas al día, se "transformará" con la creación de zonas ajardinadas, de forma que se genere un ambiente cómodo y confortable para trabajar. En la avenida central se multiplicarán los jardines en torno a los edificios y junto a los lucernarios de bambúes, para lo que se levantará el actual pavimento de adoquines rojos.

4. El frente fluvial
Las dos pérgolas junto al río se mantendrán y bajo ellas se conservará el asfalto con el fin de reducir la factura de mantenimiento. Tres de las plazas temáticas se mantendrán, aunque liberadas de contenidos. Las que desaparezcan darán paso a concentraciones de árboles.

5. Centros culturales
El Pabellón Puente y la Torre del Agua actuarán de imanes para zaragozanos y turistas, ya que las dos cajas de ahorro que gestionarán los dos edificios más emblemáticos de la Expo, Ibercaja y CAI, respectivamente, están decididos a que sean todo un referente. Llevan meses estudiando y negociando distintas propuestas de contenidos, pero ninguna entidad se atreve a concretar.

6. Palacio de congresos
La actividad no solo se reducirá a las oficinas, ya que a unos pocos metros del parque empresarial estará otro de los motores económicos de la ciudad, el Palacio de Congresos. Tras la Expo, cerrará sus puertas para sufrir una pequeña intervención para adaptar parte de sus espacios a futuros usos. Con el nuevo año, empezará un frenético calendario que multiplicará el número de convenciones en la ciudad. Solo este ejercicio, con el tirón de la Expo y sin contar con esta impresionante infraestructura, se cerrará con un incremento de actos del 40%.

7. El núcleo de la DGA

8. Centro investigador
La ministra de Ciencia y Tecnología, Cristina Garmendia, ratificó la semana pasada el compromiso del Gobierno cuando visitó las obras de traer un instituto de investigación del cambio climático. Todo a punta a que será el pabellón de España donde se instale, que no solo funcionará como oficina, sino como un gran catalizador de I+D+i para el propio parque empresarial. Se centrará en el cambio climático y nacerá en el 2009 con el objetivo de ser una referencia internacional.

ZARAGOZA EMPRESARIAL

FUENTE: Heraldo de Aragon

Articulo completo