15.5.13

La nueva pista de Panticosa, en estudio



El INAGA estudia ya el nuevo proyecto de evacuación para Aramón Panticosa

El objetivo del plan es mejorar la seguridad dotando a la estación de una nueva vía de acceso, a través de la construcción de una nueva pista de esquí.

Aramón ha solicitado al Instituto Aragonés de Gestión Ambiental que estudie qué trámites ambientales son los oportunos para su nuevo proyecto de evacuación de la estación de Panticosa. Para ello, ya ha presentado los documentos oportunos. El objetivo de este nuevo plan presentado es mejorar la seguridad de la estación.

Actualmente, el único acceso a la estación de esquí de Aramón-Panticosa es a través de la telecabina de 8 plazas que con una capacidad de 1800 persona/hora. Durante la temporada de esquí, la estación sufre situaciones climatológicas adversas, propias de la estación invernal (vientos superiores a 72 km /h, tormentas eléctricas, temporales de nieve…), que obligan a parar el funcionamiento de la citada telecabina. Estas inclemencias, afectan al funcionamiento de la estación, puesto que en cualquiera de las situaciones descritas anteriormente, el telecabina cesa su actividad. Esta situación, supone un serio problema para la gestión de la actividad de la estación, con especial incidencia en la evacuación de esquiadores.

Por todo ello, Aramón presenta este proyecto para intentar subsanar esta situación. Plantea así, la construcción de una nueva pista azul e innivada, entre la zona de Selva Verde y el pueblo de Panticosa.

El proyecto objeto del presente documento ambiental comprende las siguientes actuaciones:

-Pistas de esquí y frente de nieve: Una nueva pista de esquí alpino de dificultad azul que contaría con una longitud de 1,2 kilómetros Parte desde cota 1.165 metros y llega hasta los 1.520 metros.

-Red de nieve artificial e infraestructuras necesarias para innivación: El proyecto de nieve artificial prevé la innivación completa de la nueva pista. En total, la red de innivación estará compuesta por 1.310 metros de tuberías, con una distribución de 16 cañones, de los denominados de baja presión.

-Una captación de aguas superficiales: Se necesitará ampliar la concesión de aguas para poder gestionar adecuadamente la red actual y acometer el proyecto de ampliación planteado, así como posteriores ampliaciones futuras que garanticen la viabilidad de la estación.

-Puente sobre el río Caldarés: Se proyecta un nuevo puente, que cruza el río Bolática, al final de la pista de esquí de evacuación al no cumplir el actual las dimensiones y resistencia necesarias para los nuevos usos.

Respecto de la tramitación administrativa el INAGA cuenta ahora con un plazo máximo de tres meses para decidir, de forma motivada, si el plan o programa debe o no debe someterse al procedimiento de evaluación ambiental.

Este documento saldrá además a información pública esta semana y contará con un mes, a partir de su publicación en el BOA, para que se efectúen las alegaciones oportunas.

FUENTE: Heraldo de Aragon

Articulo completo