20.11.11

Pyrenair, cese de negocio



Pyrenair descarta definitivamente volar este invierno

Pyrenair descarta definitivamente volar este invierno para traer esquiadores al Pirineo. La DGA y AENA constituirán el día 15 el grupo de trabajo del aeropuerto pero la aerolínea justifica que "es tarde".

"Podemos volar, pero ¿con qué pasajeros?". El presidente de la aerolínea altoaragonesa Pyrenair, Hugo Puigdefábregas, ya ha descartado por completo la posibilidad que estaba en el aire de retomar los vuelos desde el aeropuerto Huesca-Pirineos para traer esquiadores a las estaciones. Este invierno, al menos, ya no volará. "Ahora, ya es tarde para entrar en el mercado", justifica el responsable de la única compañía que operaba desde la terminal oscense; y que tuvo que suspender la campaña el 15 de febrero, un mes antes de lo que estaba previsto, por "falta de liquidez".

Descartada esta opción para devolver la actividad al aeropuerto de Huesca, ya solo queda esperar el anuncio del establecimiento de un centro de formación o cualquier otra alternativa. Esta es la apuesta y, al parecer, las ofertas que ha recibido el Gobierno de Aragón, que el próximo martes día 15 constituirá un grupo de trabajo para buscar una salida de futuro al aeropuerto junto con Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea.

Sin embargo, ni la DGA y la propia AENA quieren avanzar nada antes de la reunión a la que, por el momento, tampoco han invitado a la única compañía que operaba y que estaba interesada en continuar. Ahora, ya solo sería factible algún vuelo puntual. En estos momentos, tras el cierre a finales de enero de la escuela de pilotos Top Fly, que enseñaba a alumnos chinos, y el cese repentino de la actividad de Pyrenair en febrero, solo utilizan las pistas el helicóptero de la Guardia Civil, avionetas privadas y el Aeroclub Nimbus de vuelo sin motor. Estos últimos con muchas limitaciones porque las instalaciones no son aptas para sus necesidades.

Solo el anuncio de la empresa aragonesa Envuelo de destinar una avioneta de forma permanente al aeródromo oscense para los paseos turísticos y los trabajos aéreos ha supuesto un respiro. Además, la creación en Huesca de esta base de operaciones supondrá la contratación de un piloto. No obstante, sus planes van más allá y confían en ampliar la actividad a principios de año con la formación de pilotos privados. De momento, arrancan este mes.

Pero es la única perspectiva de futuro a falta del resultado de la reunión del próximo día 15. De hecho, ni siquiera se mantiene el vuelo de esquiadores que organizaba el grupo Aramón con una compañía británica para traer clientes desde Londres. Esta próxima temporada la operación se desvía al aeropuerto de Toulouse, adonde ya vuela Air Thomson, lo que les permitirá no solo copar el mercado de la capital británica sino llegar al de otras ciudades del Reino Unido.

Las razones de Pyrenair
La decisión de Pyrenair de no volar ya está tomada, según Puigdefábregas, porque el mercado ha decidido por ellos. "Ahora ya no está en nuestra mano porque los clientes que movíamos se han buscado otros recursos", indica. De hecho, detalla que parte de los esquiadores gallegos volarán este invierno con las compañías Vueling o Spanair hasta Barcelona y desde allí se trasladarán a las estaciones de Andorra. Precisamente era el vuelo desde La Coruña el que mayor ocupación presentaba; más que el de Madrid, ruta a través de la cual también conectaban con Canarias. Lo que está por acordar es el futuro de la compañía, que aún tiene deudas con proveedores, y que se ha quedado también sin actividad.

"El mercado nunca espera. A estas alturas, ya está resuelto", insiste Puigdefábregas, que lamenta que desde febrero hayan pasado los meses y nadie haya hecho nada con la excusa de las elecciones. Desde entonces, su petición ha sido que se diera una solución al transporte y otras carencias del territorio que dificultan y encarecen su actividad. De hecho, recuerda que en febrero ya hubo una reunión similar a la que se anuncia para el día 15, con la DGA -entonces con el anterior gobierno PSOE-PAR- y AENA, en la que se acordó crear un comité de rutas para fomentar todos los aeropuertos de Aragón. Sin embargo, "ni siquiera se llegó a formar".

"Aunque mañana diga que vamos a retomar los vuelos, ya da lo mismo porque ya no hay pasajeros", apunta el presidente de Pyrenair. No obstante, también se pregunta qué pasaría si en vez de volar desde Huesca quisiera hacerlo desde Zaragoza, aeropuerto para el que las instituciones aportan dinero. Dice saber la respuesta, pero también afirma que no lo haría porque sería romper la filosofía de Pyrenair de ser una puerta de entrada al Pirineo.

FUENTE: Nevasport

Articulo completo