25.10.11

Jaca y Sabiñanigo conectadas por autovia


La autovía A-23 entre Jaca y Sabiñánigo se pone en servicio

El presidente de la comarca de la Jacetania se ha mostrado "expectante" ante la puesta en servicio de este tramo, pero ha recordado otros "paralizados y los que ni siquiera están adjudicados, como la variante de Sabiñánigo".

La autovía entre las localidades oscenses de Jaca y Sabiñánigo, un tramo de diez kilómetros correspondiente a la autovía Mudéjar A-23, se puso este martes, a las 11.00, en funcionamiento tras varios años de obras y una inversión superior a los 30 millones de euros.

El inicio del tramo se sitúa en la intersección oeste de Sabiñánigo, siendo su trazado paralelo a la N-330, y finalizando el mismo en el acceso este de Jaca.

Además de la autovía, se han construido dos enlaces en Martillué y Guasa, el primero de los cuales da acceso a las localidades de Martillué y Espuéndolas, y el segundo a las de Guasa e Ipas, y se han realizado 35 viales para mantener la accesibilidad del territorio, han informado fuentes del Ministerio de Fomento en un comunicado.

El drenaje longitudinal se asegura mediante cunetas, drenes, bordillos y bajantes y el transversal se completa con 32 obras de fábrica, que además de su misión de drenaje aseguran la permeabilidad a la fauna.

A lo largo de este tramo se han creado cuatro puentes, tres de los cuales salvan los barrancos de Borrés, Espuéndolas y Revisé, mientras que el otro salva el río Gas. También se han ejecutado tres estructuras para resolver un paso de camino, otro para restituir el acceso a Espuéndolas y Martillué y un tercero para reposición de la línea de ferrocarril Huesca-canfranc.

Como obras complementarias se han dispuesto pasos de mediana, cerramiento en todo el tramo de autovía y canalizaciones para servicios.

La puesta en servicio de este tramo de la autovía A-23 sigue a la apertura al tráfico el pasado viernes de los dos primeros tramos de la autovía del Pirineo A-21 en territorio aragonés y los primeros ocho kilómetros de autovía en toda la red de carreteras de las comarcas de la Jacetania y el Alto Gállego.

Tramos pendientes
El presidente de la comarca de la Jacetania, José María Abarca (PAR), se ha mostrado "expectante" ante la puesta en servicio del tramo de A-23 entre Jaca y Sabiñánigo y, sobre todo, "de los tramos paralizados y los que ni siquiera están adjudicados, como la variante de Sabiñánigo".

Abarca ha apuntado que "se empieza a llenar el vaso", si bien ha recordado que quedan aún "muchos kilómetros de autovía por poner en marcha".

"Ha tardado demasiado tiempo con vicisitudes con una de las empresas adjudicatarias de las obras", ha recordado, al tiempo que ha añadido que aunque se necesite este tramo de la autovía Mudéjar, interesa más la A-21", la autovía del Pirineo, de la que el pasado viernes se pusieron en servicio los primeros ocho kilómetros en territorio aragonés.

Para Abarca, el tramo de autovía que se pone en funcionamiento es "de consumo doméstico", mientras que la A-21 "facilita la llegada de turistas del País Vasco, Navarra o La Rioja y Burgos" y es "una forma de exportar".

Además, ha insistido en que "habrá que tener cuidado en las intersecciones" y en los "cuellos de botella" que se formarán al término de este tramo de autovía "que sale a la carretera actual", mediante las rotondas ubicadas en Guasa y Borrés, por lo que ha reclamado "dotaciones presupuestarias suficientes" para que la autovía "tome cuerpo rápidamente".

A su juicio, los trabajos que se ejecutan en la actualidad en la A-23 entre Sabiñánigo y Nueno "se hacen más por decir que no están parados que con una fortaleza clara y decidida", por lo que ha reclamado "que se haga el esfuerzo" de poner estos tramos pendientes en servicio "cuanto antes" para lograr "una mejora real y evitar riesgos".

FUENTE: Heraldo de Aragon

Articulo completo
Por fin, tras varios años de retraso, se abre el primer tramo de autovia (A-23) en el que seria el territorio olimpico de una futura candidatura a los JJOO de Invierno.

Jaca y Sabiñanigo, ya estan conectadas por un tramo de la autovia A-23, de la cual todavia queda mucho trabajo por hacer. Estos avances son muy importantes, ya que en caso de una nueva candidatura, es necesario presentar realidades al Comite Olimpico Internacional (COI) y no tan solo proyectos.

Esta autovia, que conectara Zaragoza con los Pirineos, deberia estar muy avanzada, sino terminada, para la proxima candidatura olimpica. De esta forma, se mostraria al COI el interes y el trabajo realizado durante estos años para obtener al fin los ansiados JJOO de Invierno.